Las tres primeras etapas de nuestra ruta transcurren por el Camino de Santiago Francés, entre Roncesvalles y Puente la Reina, pasando por un buen número de pequeñas poblaciones, y también, cómo no, por la ciudad de los sanfermines: Pamplona. Vamos a detallar información de cada localidad, aunque consideramos muy prácticas un par de recomendaciones:

  1. Comprar la guía editada por Natursport El Camino de la Vera Cruz. Camino de los Templarios. Contiene mucha información útil.
  2. Visita esta página de la Editorial Buen Camino, que incluye todos los servicios del Camino de Santiago Francés actualizados y desglosados por poblaciones. De navegación muy fácil.

Tramo C. Pamplona-Puente la Reina

zizur txikia/cizur menor

La primera población que encontramos a la salida de Pamplona es Cizur Menor, que alberga su histórica encomienda Sanjuanista de la Orden de Malta. También nos llamará la atención la Iglesia de San Emeterio y San Celedonio. Dispondremos de dos albergues con mucha tradición jacobea: el de la Orden de Malta, que funciona de mayo a septiembre, y el de Maribel Roncal.



zarikiegi/zariquiegui

Entramos a Zariquiegui junto a otra iglesia, la de San Andrés, del siglo XIII. A quienes nos gustan este tipo de templos disfrutaremos cada paso que demos en esta comarca. En 2014 entró en servicio el Albergue San Andrés. A la salida empezará nuestro ascenso al Alto del Perdón, uno de los hitos del Camino Francés.



uterga

La fuerte bajada del Alto del Perdón nos sitúa en Uterga. Como ya es ley, alberga una bonita iglesia dedicada a la Asunción. Se puede comer y dormir en el hostal, albergue y restaurante Camino del Perdón.

Como podremos comprobar, el patrón se repite constantemente en las numerosas poblaciones que vamos atravesando cada pocos kilómetros: de escasa población, en la inmensa mayoría tendremos alguna tiendecita y bar donde tomar algo, así como albergue. La oferta en el Camino Francés es ingente, en correspondencia con la gran cantidad de peregrinos que pasan a diario.



muruzabal/muruzábal

Llegamos a Muruzábal, donde se nos plantean dos opciones para llegar a Puente la Reina. La primera es seguir las flechas, pasando por Obanos. La otra resulta bastante tentadora, y es desviarnos hacia el Camino Aragonés para visitar la Ermita de Santa María de Eunate. Ésta es uno de los grandes referentes de todos los Caminos de Santiago, por tanto su visita es ineludible. En Muruzábal podemos alojarnos en Casa Villazón I.


obanos

Obanos es la penúltima estación de nuestra travesía por el Camino Francés. Aquí tenemos todos los servicios, y además del albergue, que funciona de mayo a septiembre, la Casa Villazón II. En la web de su ayuntamiento se detallan todos los alojamientos y restaurantes de la villa.

Obanos Camino Vera Cruz Roncesvalles Caravaca
Parroquia de San Juan Bautista


gares/puente la reina

Puente la Reina es el lugar idóneo para despedirnos del Camino Francés. Su Iglesia del Crucifijo guarda el Cristo del Crucifijo, uno de los emblemas del Camino de Santiago, con su enigmática cruz en forma de pata de oca. También es centro de la relación del Camino con el juego de la oca (de puente a puente). Y, cómo no, su puente románico del siglo XI, tan importante que da nombre a la localidad. Aquí podremos respirar el ambiente peregrino más puro antes de desviarnos hacia el Sur, llamados por el Lignum Crucis (astilla de la cruz donde Jesús fue crucificado) que custodia el relicario de la Cruz de Caravaca.

Encontrarás información útil en el portal del ayuntamiento, y en la Editorial Buen Camino.

Puente la Reina Camino Vera Cruz Roncesvalles Caravaca
Iglesia del Crucifijo